LA ACADEMIA PRESENTA ESTUDIO PARA LA MEDICIÓN DE LA PREVALENCIA DEL ACOSO SEXUAL EN LAS INSTITUCIONES DE EDUCACIÓN SUPERIOR

Boletín Nro. 17

Quito, 30 de mayo de 2019

 

Con la presencia de la comunidad universitaria y autoridades del Consejo de Educación Superior -CES-, del Consejo de Aseguramiento de la Calidad de la Educación Superior -CACES- y de la Secretaria de Educación Superior, Ciencia, Tecnología e Innovación – SENESCYT- se presentó el “Proyecto de Investigación Nacional de Medición de la Prevalencia del Acoso Sexual en las Instituciones de Educación Superior, Ecuador 2019”, una investigación colaborativa entre la comunidad académica, a través del Grupo de Trabajo Interuniversitario para la Investigación del Acoso Sexual en las instituciones de educación superior -IES-.

Durante el evento, Silvia Vega, presidenta (s) del CACES, aseguró que este Consejo es un organismo que tiene la competencia específica de acompañar el aseguramiento de la calidad de las IES. Expresó que no puede haber calidad en la educación superior si los ambientes universitarios no posibilitan que las mujeres y los hombres se interrelacionen de forma segura.

Además, la Doctora Vega aseguró que el CACES iniciará próximamente la evaluación institucional con fines de acreditación y esto permitirá, además, analizar cómo están cumpliendo las IES aspectos de políticas y protocolos de prevención y erradicación de la violencia de género. En ese marco, mencionó que “es importante visibilizar y reconocer las prácticas de violencia que existen en las instituciones de educación superior para prevenirlas y enfrentarlas, como parte de los procesos de asegurar la calidad”.

Por su parte, Catalina Vélez, presidenta del CES, afirmó que los datos de violencia en el país son preocupantes y revelan las relaciones de poder que se ejercen en la sociedad patriarcal: “6 de cada 10 mujeres han sido víctimas de violencia de género y una de cada 4 mujeres han sido violentadas sexualmente”. Además, refirió que en el ámbito de la educación superior se han establecido procedimientos para combatir este tipo de transgresión, pero que no son suficientes para erradicar esta problemática.

Mónica Mancero, secretaria (s) de SENESCYT, indicó que la meta que tiene la Secretaría es que todas las instituciones de educación superior cuenten con un protocolo de prevención de violencia de género.

Actualmente, 16 universidades y escuelas politécnicas públicas y 6 universidades cofinanciadas cuentan con un protocolo de prevención de violencia de género, 8 universidades particulares lo tienen como parte de su normativa y 4 entidades académicas lo han implementado en casos específicos.