COMUNIDAD ACADÉMICA ANALIZÓ LA PROPUESTA DE REFORMA A LA LOES PRESENTADA POR LA PRESIDENTA DE LA ASAMBLEA NACIONAL

dav

Boletín Nro. 9

En el marco del proyecto de reforma a la Ley Orgánica de Educación Superior -LOES- y en relación a la posible eliminación del título PhD para ser rector presentada por la presidenta de la Asamblea Nacional, Elizabeth Cabezas, autoridades del Consejo de Aseguramiento de la Calidad de la Educación Superior -CACES-, la Secretaria de Educación Superior, Ciencia, Tecnología e Innovación -SENESCYT y el Consejo de Educación Superior -CES- mantuvieron un conversatorio con rectores y vicerrectores de las Universidades y Escuelas Politécnicas.

Ana Lucía Ruano, presidenta (s) del CACES, aseguró que la LOES aprobada en el 2018 fue un consenso de todos los actores del Sistema de Educación Superior y todo cambio necesita un periodo de estabilidad para interiorizar estas reformas. Insistió que una nueva reforma significaría cambios en los reglamentos y modelos que han sido discutidos por la comunidad universitaria. Además, refirió que en el país existe 3.824 profesionales con título de PhD inscritos y muchos de ellos fueron formados con inversión del Estado.

Adrián Bonilla, secretario de SENESCYT, mencionó que las reformas de la LOES aprobadas en el 2018 fue producto de una serie de conversaciones de carácter bilateral presentadas a la Asamblea Nacional. “Cualquier proyecto de reforma a LOES debería gozar de una legitimidad similar a las primeras reformas”. Recalcó que la eliminación del titulo de PhD sería un retroceso en la educación superior y una decadencia en la calidad y no tendría sentido promover este tipo de estudios pues no habría una necesidad latente.

Por su parte, Catalina Vélez, presidenta del CES, llamó a la reflexión de cómo es la universidad que pensamos y queremos para el Ecuador. Dijo que la LOES alude a la universidad a las tres funciones sustantivas: docencia, investigación y vinculación con la sociedad que orienta el quehacer de los profesores universitarios. “La formación doctoral, por su enfoque filosófico e investigativo, posibilita que los profesores tengan experiencia para direccionar su cátedra”, argumentó.

INTERVENCIONES DE RECTORES Y VICERRECTORES

En este contexto, Galo Naranjo, presidente de la Asamblea del Sistema de Educación Superior – ASESEC- y rector de la Universidad Técnica de Ambato, pidió respeto con el trabajo realizado durante meses para la reforma a la LOES del 2018, que fue coherente con la situación del país, donde se cuestionaron temas como la autonomía, la internacionalización, la calidad entre otros, para llegar a un consenso. “Hay una propuesta educativa, no podemos estar cambiando todos los días los artículos porque termina convirtiéndose en una especie de modelo hibrido desarticulado de la realidad”.

En esta misma lógica hubo varias intervenciones de los rectores y vicerrectores quienes aseguraron que de aprobarse la reforma se estaría atentando con la calidad de la universidad ecuatoriana y existiría un retroceso a la educación superior. Fernando Sampértegui, rector de la Universidad Central, afirmó que los grados doctorales ofrecen competencias de investigación a los docentes que antes no tenían las universidades en el país. “Debemos defender el derecho de la sociedad ecuatoriana a tener un sistema de educación superior de alto nivel, con investigadores que contribuyan al desarrollo del país. No podemos tener una política regresiva”, además aseguró que esta es una propuesta inconsistente y apresurada.

Ricardo Hidalgo, rector de la Universidad Tecnológica Equinoccial, hizo un llamado a la unidad para que sean las universidades las que puedan dar respuesta a esta política para no retroceder en la calidad educativa.

“Si esta iniciativa prospera, el sistema educativo ecuatoriano quedaría sumido a la irrelevancia en el contexto internacional, sería un sistema perfectamente irrelevante, pues perderíamos todo prestigio”, aseguró Santiago Acosta, vicerrector Académico de la Universidad Técnica Particular de Loja.

También intervino Juan Ponce, director de FLACSO, quien dijo que es un error plantear este tema que ya se discutió en su momento. “No es lo mismo dirigir una universidad que gerenciar una empresa” acotó.

Florinella Muñoz, rector de la EPN, dijo que se debe demostrar que queremos llevar al sistema de educación superior a la excelencia y no para retroceder. “Tenemos que promover la excelencia, evitar la mediocridad. Solo así el Ecuador avanzará hacia un camino de desarrollo”

Las autoridades universitarias propusieron presentar un documento dirigido a la Asamblea Nacional donde se plasme su inconformidad con el proyecto de reforma a la LOES y las repercusiones para el sistema de educación superior de ser aprobado.